Causas del entumecimiento de piernas y el dolor de espalda

Entumecimiento de piernas y dolor de espalda, ¿a qué se debe?

El entumecimiento de piernas y dolor de espalda son dos síntomas muy comunes en determinadas afecciones de la columna. Estas molestias pueden ser leves e intermitentes o puede causar tal dolor que resulta casi imposible dormir, caminar o realizar actividades cotidianas.

Si la sensación de hormigueo en las piernas es algo momentáneo, no debes preocuparte. Esta parestesia suele producirse cuando estamos sentados durante tiempo y presionamos algún nervio. Lo normal es que el hormigueo cese en cuanto cambies de postura.

Pero si notas con frecuencia entumecimiento o debilidad de piernas y dolor de espalda a la vez, sí que es importante acudir al especialista de columna para tratar de identificar qué provoca este malestar y poner medidas para solucionarlo. Ten en cuenta que, aunque las molestias sean llevaderas, es posible que detrás se esconda una patología grave que conviene tratar cuanto antes.

En este artículo quiero explicarte cuáles son las patologías de la columna vertebral que pueden producir entumecimiento de piernas y dolor de espalda a la vez, y qué tipo de abordaje planteamos los especialistas y cirujanos de columna.

SINTOMAS

Patologías que producen entumecimiento de piernas y dolor de espalda

Existen muchas enfermedades y patologías que pueden causar hormigueo en las piernas, pero nos vamos a centrar en aquellas que producen a su vez dolor de espalda y que se localizan en la columna.

Hernia discal

La hernia de disco suele ser consecuencia del desgaste natural propio del envejecimiento del disco intervertebral. Cuando este disco, que sirve de almohadilla entre dos vértebras, se rompe, el material que hay en su interior sale y se desplaza de su lugar correcto para presionar la médula espinal y las raíces nerviosas que salen de ella.

Si la hernia discal está situada en la zona lumbar, como es el caso de la hernia en los niveles L4-L5 o entre las vértebras L5-S1 es muy posible que el nervio ciático quede presionado, dando lugar a una ciática.

En estos casos de ciática, lo más probable es sentir dolor de espalda baja y entumecimiento de piernas, más concretamente de la pierna cuyo nervio se ha visto comprometido. También es habitual notar pérdida de fuerza, de reflejos y de sensibilidad en la pierna afectada, y un fuerte dolor que baja desde la zona lumbar de la espalda, recorriendo la nalga, la pierna y llegando incluso hasta el pie, dependiendo de la raíz nerviosa pinzada por la hernia.

*¿Quieres conocer más detalles sobre la hernia de disco? Aquí tienes mi Guía definitiva sobre hernia discal lumbar.
numero 2

Espondilolistesis o inestabilidad lumbar

La espondilolistesis consiste en un desplazamiento hacia delante de una vértebra sobre la que está en el nivel inferior. Con mayor frecuencia este tipo de patologías se producen en la parte baja de la espalda, en las lumbares, ya que es la zona que soporta la mayor parte del peso corporal.

La espondilolistesis puede estar causada por defectos congénitos con los que se nace, pero también puede ser causa del proceso de envejecimiento, como es el caso de la artrosis o, incluso, por un traumatismo. De este modo, la vértebra pierde su capacidad para mantenerse alineada, se desequilibra y se desliza una sobre otra.

Si la vértebra que se desliza comprime el nervio ciático, podría presentarse entumecimiento de piernas y dolor de espalda a la vez, que son síntomas propios de la ciática. Pero, además, pueden surgir otros síntomas neurológicos, como es el caso de los problemas de incontinencia.

entumecimiento de piernas y dolor de espalda

Estenosis de canal

Otra de las patologías de la columna que causa entumecimiento de piernas y dolor de espalda es la estenosis de canal. Esta patología consiste en el estrechamiento del canal medular, que es el espacio dentro de las vértebras por donde discurre la médula espinal y las raíces nerviosas. Cuando ese espacio se estrecha, las raíces de los nervios que emergen de la médula espinal sufren una presión que provoca entumecimiento de piernas y dolor de espalda.

Este estrechamiento no siempre causa dolor, pero si la estenosis de canal se da en la zona lumbar es posible que se pince el nervio ciático provocando un dolor intenso que baja por la pierna afectada y produce también pérdida de fuerza y pérdida de sensibilidad.

El estrechamiento del canal medular puede deberse al deterioro propio del envejecimiento que favorece la aparición de osteofitos, que son protuberancias óseas, o también puede deberse a la artritis, a una hernia discal o a una espondilolistesis.

numero 4

Síndrome piramidal o piriforme

Este es un problema poco frecuente, pero también puede causar entumecimiento de piernas y dolor de espalda baja. Consiste en la presión del nervio ciático a la altura de los glúteos, producido por el músculo piriforme.

Este músculo participa en casi todos los movimientos que el cuerpo realiza en la parte inferior (como caminar), y justo pasa por debajo suyo el nervio ciático que va desde la parte baja de la espalda hasta el pie.

Si el músculo piriforme se lesiona, se irrita o se inflama puede provocar una presión sobre el nervio ciático, lo cual genera mucho dolor en el glúteo y zona baja de la espalda, así como sensación de hormigueo, debilidad o entumecimiento en la pierna afectada.

Puedes conocer más detalles sobre el Síndrome del glúteo medio en este otro artículo.
número 5

Disfunción de la articulación sacroilíaca

Justo debajo de la columna lumbar se encuentra un hueso llamado sacro que forma la parte posterior de la pelvis y conecta la columna vertebral con la mitad inferior del cuerpo. En definitiva, la articulación sacroilíaca es la unión entre la espalda y las piernas, ya que aquí se unen el hueso sacro, que es la base de la columna, y el hueso ilíaco, que forma parte de la pelvis.

Esta articulación se encarga de distribuir el peso del cuerpo hacia las piernas, pero cuando se da una disfunción por exceso o por defecto de movilidad pueden surgir dolor de espalda baja y entumecimiento u hormigueo de piernas, rigidez o incapacidad de mover la ingle, las caderas y la pelvis, y, además, puede causar hipermovilidad e inestabilidad al caminar.

Las causas por las que se da una disfunción de esta articulación son varias. Desde un traumatismo hasta un desgaste propio del envejecimiento o del sobrepeso y embarazo, pasando por el hecho de tener las piernas con diferente longitud.

FAQS

Diagnóstico con precisión.

Como podemos comprobar son diversas las patologías que producen entumecimiento de piernas y dolor de espalda. A pesar de la coincidencia de que uno de los síntomas más comunes sea la ciática, lo cierto es que las causas que originan dicho pinzamiento, y los tratamientos que pueden resolverlo, son muy diferentes.

Para descubrir las causas que provocan la lumbalgia y el entumecimiento de las piernas, los especialistas de columna pedimos a nuestros pacientes que nos describan aspectos esenciales como el lugar o ruta que sigue el dolor, en qué posición se produce, qué sensaciones tiene, con qué frecuencia sufre las molestias y en qué circunstancias se nota alivio o agravamiento.

Esta información, así como la historia clínica y determinadas pruebas diagnósticas nos permiten a los especialistas en columna vertebral aislar con mayor precisión las causas probables del entumecimiento de piernas y dolor de espalda relacionados con la columna.

No obstante, es imprescindible que el traumatólogo tenga la experiencia suficiente para saber relacionar los síntomas con las posibles patologías, ya que no siempre las pruebas diagnósticas ofrecen con claridad la causa de ciertas lumbalgias.

Por eso te animo a que no sigas aguantando tu dolor lumbar ni te conformes con un diagnóstico inespecífico. Si necesitas una segunda opinión médica, o quieres que estudie tu caso y descubramos por qué sientes dolor de espalda, puedes contactar ahora conmigo y solicitar una videoconsulta.

Mediante nuestra videoconsulta vas a poder explicarme cuáles son tus síntomas y molestias. Esta información, junto con las pruebas diagnósticas que me envíes, me ayudarán a determinar tu diagnóstico online sin necesidad de que te desplaces a mi clínica y siguiendo el mismo protocolo que realizo en mi consulta presencial.

También podré plantearte el tratamiento más adecuado y seguir tu evolución. Habitualmente los tratamientos son conservadores pero, en caso de que sea necesario llevar a cabo una cirugía, como puede ocurrir si la causa es una hernia discal o una estenosis, podré ofrecerte las técnicas quirúrgicas más avanzadas y mínimamente invasivas.

Esta nueva cirugía de espalda ofrece enormes ventajas en comparación con las técnicas tradicionales que se desarrollan en los hospitales convencionales, además de permitir una recuperación rápida y sin dolor

Deja un comentario