¿Es peligroso operarse de hernia discal? | Dr. Lizón

¿Es peligroso operarse de hernia discal?

Muchas personas que sufren dolores lumbares creen que es peligroso operarse de hernia discal. Este miedo viene infundado por la mala fama que tenía este tipo de cirugías hace un par de décadas. Es cierto que entonces la cirugía de hernia de disco era muy agresiva y no siempre lograba una mejoría de los síntomas.

Afortunadamente esta situación ha cambiado. Hoy en día, con la técnica y las manos adecuadas se minimizan los riesgos. Aunque como en toda cirugía, existen ciertos riesgos que conviene conocer y tener en cuenta.

SINTOMAS

Qué riesgos tiene una cirugía de hernia discal

Problemas de infección

En el caso de las técnicas clásicas en las que se realiza una cirugía abierta, puede considerarse que es peligroso operarse de hernia discal porque existe riesgo de infección posquirúrgica, aunque es poco frecuente. No obstante, si se utiliza cirugía avanzada de mínima incisión, el riesgo se reduce de forma considerable.

numero 2

Hemorragia y hematoma

En el caso de las cirugías abiertas, al tener más campo expuesto, es más probable que aumente el riesgo de sangrado. Esto es algo muy infrecuente con técnicas endoscópicas con mínima incisión.

Síntomas que no mejoran o nuevos síntomas en el futuro

En torno al 4% de todas las personas que se operan de hernia discal con distintas técnicas tienen que volver a operarse. El fracaso de la cirugía puede deberse a varios factores que enseguida voy a comentarte, como es el caso de un mal diagnóstico o la escasa experiencia del cirujano.

numero 4

Daño en el sistema nervioso

El gran miedo de las personas que se ven abocadas a una cirugía de hernia de disco es llegar a sufrir un daño irreversible en la raíz nerviosa, con nuevos problemas en los nervios o empeoramiento. Debilidad, entumecimiento u hormigueo son los síntomas de un daño nervioso que sucede en raras ocasiones.

FAQS

Cómo minimizar los riesgos de la cirugía de hernia discal

Si crees que es peligroso operarse de hernia discal, conviene que tengas en cuenta una serie de cuestiones que pueden minimizar los riesgos de la cirugía:

1-La cirugía de hernia discal es la última opción

¿Sabías que solo el 5% de los casos de hernia discal terminan en el quirófano? Así es. La mayoría de las hernias se reabsorben solas y se reducen las molestias en seis u ocho semanas.

Mientras la hernia se va resolviendo, los médicos traumatólogos podemos pautar tratamientos conservadores para aliviar el dolor y agilizar la mejoría. Es el caso de la fisioterapia, de determinados ejercicios y estiramientos, y también la toma de medicamentos antiinflamatorios y corticoides.

Si pasados dos o tres meses no notas ninguna mejoría y los tratamientos conservadores han fracasado y continúas con dolor, entonces sí es necesario operarse de hernia discal. Más aún si sientes debilidad o imposibilidad de mover una pierna afectada por una ciática, síndrome de cola de caballo o si sufres un fuerte dolor que no ves la forma de aliviarlo.

En estos casos, la cirugía de columna vertebral es necesaria si no quieres arriesgarte a tener secuelas definitivas.

2-El diagnóstico acertado es imprescindible

Ningún tratamiento resolverá tu problema de espalda si no hay un diagnóstico acertado. En caso de no tener un buen diagnóstico sí que es peligroso operarse de hernia discal.

Desafortunadamente, sigo recibiendo a pacientes que llegan a mi consulta soportando un dolor en la espalda innecesario porque hasta el momento no han sido bien diagnosticados.

Si se cumplen los criterios y se recomienda operar la hernia discal, no es una cirugía a la que haya que tenerle miedo.

3-La técnica quirúrgica desarrollada marca la diferencia

· Discectomía abierta. Se trata de la cirugía clásica para extraer la porción del disco intervertebral que se ha salido de su posición y que comprime raíces nerviosas o la médula espinal. El gran riesgo de esta técnica es que, para extraer la hernia, hay que abrir y separar la musculatura de la espalda con el consiguiente daño muscular, dolor posquirúrgico, riesgo de complicaciones y aumento del tiempo de recuperación.

· Microdiscectomía. De igual manera que ocurre con la discectomía, esta técnica clásica resuelve las hernias discales de forma similar, aunque en el caso de la microdiscectomía se utiliza un microscopio o una gafas lupa para poder aumentar el tamaño del campo quirúrgico.

De nuevo, esta técnica resulta agresiva ya que conlleva una incisión mayor si comparamos con la endoscopia de columna, siendo en ocasiones necesario seccionar musculatura y dañar la articulación facetaria.

Puesto que resulta ser efectiva con resultados óptimos en el 90% de los casos, hoy en día, la microdiscectomía lumbar sigue siendo la técnica quirúrgica más habitual, a pesar de ser más agresiva que las cirugías novedosas y mínimamente invasivas.

· Cirugía endoscópica de columna. Si crees que es peligroso operarse de hernia discal es porque no conoces la cirugía endoscópica de columna. Se trata de una técnica mínimamente invasiva, más segura que la microdiscectomía para tratar la hernia discal y la estenosis de canal.

En apenas 90 minutos de intervención conseguimos acceder al disco dañado con una incisión mínima, de 16 mm, a través de la cual se introduce el instrumental y una cámara. Gracias a la cámara, los cirujanos conseguimos explorar y reparar la columna causando el mínimo trauma en los músculos de la espalda. Esto se traduce en menos sangrados, complicaciones y dolores, y en un posoperatorio mucho más breve. Tanto, que tan solo 6 horas después de la cirugía puedes regresar a casa andando por tu propio pie.

¿Quieres conocer todas las ventajas de esta técnica? Entonces te interesa leer “Endoscopia de columna ¿qué ventajas aporta esta cirugía?”.

4-Experiencia, destreza y casos de éxito del cirujano

No todos los cirujanos de columna dominan las últimas técnicas endoscópicas para resolver la hernia discal. Esto es debido a que aún son técnicas muy novedosas que precisan años de aprendizaje hasta que el profesional reúna la experiencia y destreza suficiente para asegurar el éxito de la cirugía.

También la experiencia del profesional es esencial para desarrollar un diagnóstico correcto.

Por eso, si crees que es peligroso operarse de hernia discal, conviene que te pongas en manos de un experto en el que confiar.

Averigua
si la cirugía endoscópica es para ti

Después de analizar si es peligroso operarse de hernia discal, es el momento de determinar si la cirugía endoscópica es para ti y para tu dolor de espalda. Ten en cuenta que mi primera opción siempre serán los tratamientos conservadores, dejando la cirugía como último recurso para resolver tus molestias.

Es por eso que para determinar si la cirugía endoscópica es para ti, antes debo llevar a cabo un diagnóstico exhaustivo de tu caso. Gracias a las nuevas tecnologías, puedo desarrollar el diagnóstico de forma online del mismo modo que atiendo en mi consulta presencial. De este modo no tendrás que desplazarte. A través de una videoconsulta de 30 minutos en directo podrás explicarme cómo te sientes, qué tipo de dolor de espalda tienes, qué tratamientos has recibido, etc.

También necesito estudiar todas las pruebas de imagen diagnósticas que tengas. Con toda esta información, determino un diagnóstico preciso y elaboro tu informe médico en el que detallo las posibles soluciones, entre las que podría encontrarse la cirugía endoscópica de columna.

Contacta conmigo, reserva tu primera consulta y descubre que, si estás en manos profesionales, con el diagnóstico correcto y con la técnica endoscópica, se minimizan los riesgos de la cirugía de hernia discal.

2 comentarios en «¿Es peligroso operarse de hernia discal?»

Deja un comentario