Fusión vertebral: operación de espalda lumbar con tornillos

Fusión vertebral: operación de espalda lumbar con tornillos

Afortunadamente, los tratamientos conservadores son suficientes para eliminar la mayoría de las molestias de la espalda. En muy pocas ocasiones el dolor de espalda termina en el quirófano y, aunque no suene bien tener que someterse a una operación de espalda lumbar con tornillos, lo cierto es que esta técnica es la más empleada en cirugía de columna. Su nombre técnico es artrodesis o fusión vertebral.

En este artículo vas a descubrir en qué consiste esta técnica y en qué casos está recomendada. Vas a conocer por qué, a pesar de todo el instrumental, es una cirugía efectiva, si se realiza en los casos oportunos.

CAUSAS

¿Qué es la fusión vertebral?

La fusión vertebral o, también conocida como, artrodesis es una cirugía de la columna que consiste en unir dos vértebras para que dejen de moverse entre sí y se comporten como un único hueso.

Para fijar esas vértebras, necesitamos poner barras y tornillos. Con la ausencia de movimiento se produce el crecimiento óseo, de tal manera que, con el tiempo, ambos huesos consiguen soldarse. En este tipo de operación de espalda lumbar con tornillos también se utilizan barras y dispositivos intersomáticos, que son cajas que insertamos entre las vértebras con el fin de aumentar su estabilidad y que así consigan mejor fijación.

En muchas ocasiones, también se utilizan sustitutos óseos que ayudan a la soldadura ósea. Estos injertos óseos normalmente son del propio paciente, concretamente se extraen de la cresta ilíaca. También puede provenir de un donante cadáver o puede conseguirse a través de las células madres encargadas de formar el hueso que necesitamos.

SINTOMAS

En qué casos se recomienda una operación de espalda lumbar con tornillos

Los traumatólogos especialistas en columna recomendamos realizar una operación de espalda lumbar con tornillos cuando existe una inestabilidad vertebral. Esa inestabilidad de las vértebras se refiere al movimiento excesivo que ocurre en los siguientes casos:

Espondilolistesis

La espondilolistesis puede ser un defecto congénito que puede detectarse en torno a los 10-15 años debido al dolor que provoca. No obstante, en muchas ocasiones la espondilolistesis es degenerativa y no se diagnostica hasta la edad adulta.

La espondilolistesis consiste en el desplazamiento hacia delante de una vértebra sobre la que está en el nivel inferior. El síntoma más habitual es la lumbalgia, pero también puede provocar ciática, dolor al caminar e incluso problemas sensitivos como hormigueo, debilidad o incontinencia, en los casos en los que las vértebras estén estrechando el canal por el que discurre la médula.

Normalmente, esta afectación se da en la zona lumbar de la espalda, lo cual conlleva que tengamos que realizar una fijación de columna L5-S1 o fijación de vertebras L4-L5.

numero 2

Degeneración ósea

Las personas que sufren artrosis en las articulaciones de las vértebras o degeneración de algún disco intervertebral, también pueden encontrar la solución a sus molestias en una operación de espalda lumbar con tornillos.

Fractura vertebral

Además de la degeneración ósea, existen otros motivos que causan una fractura vertebral, como es el caso de un fuerte traumatismo o un tumor.

En caso de fractura vertebral, es posible sentir dolor hasta que esta se cura, algo que sucede en dos o tres meses. Además, hay una pérdida de estatura debido a que la curvatura de la columna se hace mayor y también pueden darse problemas neurológicos.

numero 4

Inestabilidad como consecuencia de otra cirugía

En aquellas personas que han sufrido alguna cirugía de espalda en la se le ha retirado demasiado hueso con la intención de acceder al canal lumbar, es posible que la columna se haya quedado inestable y sea necesario una fusión vertebral para solucionarlo.

número 5

Otros casos

Una hernia de disco que sea recurrente o una escoliosis, que es la curvatura de la columna, pueden ser también motivos más que suficientes para que el cirujano determine la necesidad de llevar a cabo una operación de espalda lumbar con tornillos.

FAQS

Cómo es el procedimiento quirúrgico de la fusión vertebral

Existen diferentes tipos de fusiones vertebrales dependiendo de la zona por la que se acceda a la vértebra o por el lugar en el que se realice la soldadura. Será el cirujano el que se encargue de decidir el método y la técnica que mejor se adapte a cada caso particular.

En esta operación de espalda lumbar con tornillos de titanio, también se puede utilizar una “jaula” de titanio o un cilindro de metal. Con todo este instrumental se intenta fusionar los huesos que, en ocasiones recibe la ayuda de injertos óseos, cuyas células óseas ayudan a iniciar el proceso de fusión.

Las operaciones de la columna vertebral se realizarán solo cuando sea la única solución viable para acabar con el dolor que sufre el paciente. Por tanto, se asumirán riesgos solo si es la solución final que conjuntamente entre paciente y médico se ha acordado.

 

Hay que tener en cuenta que la inestabilidad lumbar puede provocar, en el inicio, contracturas lumbares y dificultad para deambular. En los casos más graves esa inestabilidad puede provocar el atrapamiento de los nervios de la columna, lo cual conlleva los síntomas neurológicos que hemos comentado. Pero gracias a este tipo de operación de espalda lumbar con tornillos conseguimos que los síntomas remitan en gran parte de las cirugías.

 

No obstante, hay que tener en cuenta que la artrodesis puede traer consigo algunas complicaciones, ya que es una cirugía que conlleva más tiempo quirúrgico que las nuevas técnicas endoscópicas de columna por lo que pueden darse más casos de infecciones.

 

Además, puede suceder que el hueso no crezca y no llegue a completarse la fusión vertebral (pseudoartrosis), algo que ocurre en el 5-20% de las ocasiones.

 

Para solucionar este problema de pseudoartrosis es necesario volver a intervenir para aportar más injerto óseo y aumentar la estabilidad. Para ello solemos poner tornillos de mayor diámetro, cajas intersomáticas, si no las había, o aumentamos el tamaño de las cajas intersomáticas, si es posible.

 

Otra complicación que también puede suceder es que, con la rigidez de la columna, debido a la fusión, aparezca algún proceso degenerativo en el disco intervertebral adyacente. En este caso, puede ser necesario ampliar la cirugía y fusionar esta otra vértebra, cuyo disco se ha degenerado.

La recuperación de una artrodesis vertebral es lenta. En muchas ocasiones el tiempo de recuperación total supera los 6 meses de post operatorio. Este tiempo va a depender de varios factores, como son: la edad, la musculatura, el estado previo del paciente y el tipo de cirugía realizada.

 

Pasado ese tiempo, si la fusión de los huesos es correcta podemos retirar los tornillos que hemos puesto. Esto lo hacemos si hay dolor o si los tornillos están repercutiendo en alguna articulación o músculo. No obstante, lo habitual es dejarlos, ya que no suelen dar molestias.

Es posible que el hecho de someterte a una operación de espalda lumbar con tornillos puede generar miedo y llegues incluso a rechazar este tipo de cirugía. Pero, lo cierto es que, si estás bien diagnosticado por el especialista en columna, esta técnica puede traerte grandes beneficios para tu calidad de vida.

 

Si has agotado todas las opciones en cuanto a tratamientos conservadores, entre los cuales está la rizólisis, y no has conseguido aliviar ese dolor persistente, la artrodesis puede mejorar tu movilidad y reducir el dolor de pierna y columna que puedes estar sufriendo.

Debes tener en cuenta que en España apenas hay cirujanos que dominen esta técnica, ya que requiere, además de un instrumental quirúrgico muy específico, años de entrenamiento, pericia y dedicación.

Es muy importante ponerse en manos de un cirujano especialista de columna que realice un diagnóstico acertado y sepa determinar si esta técnica es la más adecuada para ti. Es aquí donde radica el éxito de una operación de espalda lumbar con tornillos.

Si quieres saber si la fusión vertebral es la cirugía más idónea para tu caso puedes solicitar ahora tu primera consulta online. Tendrás que enviarme, a través de mi plataforma médica y confidencial, todas tus pruebas diagnósticas. Estudiaré previamente tu caso para que, cuando nos veamos en la consulta online, pueda darte un diagnóstico y explicarte qué tratamiento te conviene seguir. Y si ya tienes pautada esta cirugía, pero tienes dudas, podré darte una segunda opinión médica.

Ten en cuenta que únicamente realizaré una operación de espalda lumbar con tornillos si valoro que es el tratamiento que te va a aportar mayores beneficios. Contacta ahora conmigo y averigua si la artrodesis vertebral es para ti.

Deja un comentario