Cómo dormir con dolor de espalda | Doctor Lizón

Cómo dormir con dolor de espalda

Descansar por las noches es un placer y una necesidad a lo largo de nuestra vida. Sin embargo, no siempre es posible. Si irte a la cama se ha convertido para ti en un auténtico suplicio porque te toca dormir con dolor de espalda, toma nota de estos consejos y posturas que aliviarán tus molestias.

beneficios

Posturas para evitar dormir con dolor de espalda

Dependiendo de la causa que esté provocando tu dolor de espalda, es posible que sientas más molestias al acostarte o que empeores cuando llevas un rato en la cama o que el dolor de espalda aparezca al levantarte por las mañanas.

En cualquiera de los casos, las causas pueden ser varias, desde una mala postura en el trabajo o en la cama, así como la tensión acumulada hasta problemas y patologías que pueden darse en las vértebras a cualquier altura de la columna. Afortunadamente, la mayoría de estos problemas se resuelven en pocas semanas con tratamientos conservadores.

Mientras te recuperas, conviene que encuentres la postura correcta para evitar dormir con dolor de espalda cada noche. Pero dependiendo de dónde se sitúa tu dolor de espalda, esa postura será diferente.

cervicales

Postura 1

Si tienes problemas en las cervicales

Si tu problema son las cervicales, la postura más adecuada para dormir es de costado (mejor sobre el lado izquierdo), pero también es correcto dormir boca arriba (decúbito supino). En ambas posiciones se mantiene la curvatura natural de la columna vertebral en la zona cervical.

Dormir boca abajo es la peor de todas las posturas, ya que esta posición obliga a girar la cabeza hacia uno de los lados para poder respirar con normalidad. Al tener la cabeza girada estarías forzando y tensionando la curvatura cervical, lo cual aumentará tus molestias.

Para conseguir dormir con dolor de espalda cervical conviene que optes por una almohada que no sea excesivamente elevada ni muy baja, ni tampoco muy dura ni muy blanda. Lo importante de la almohada es que te permita mantener la cabeza, la columna vertebral y las caderas alineadas.

espalda-media
Postura 2

Si tienes molestias en la parte media de la espalda

Al igual que ocurre con las cervicales y con las lumbares, el dolor de espalda media puede deberse a diferentes causas y todas ellas pueden hacernos dormir con dolor de espalda.

En esto casos, de nuevo la postura más recomendada es dormir de lado, pero puedes alternarla durmiendo boca arriba. Con ambas posturas podrás mantener la curvatura correcta de la espalda, lo cual alivia las tensiones en esta zona dorsal.

De nuevo, la peor postura consiste en dormir boca abajo, ya que también provoca mucho estrés en la zona media de la columna vertebral.

lumbar
Postura 3

Si te duelen las lumbares

Si te toca dormir con dolor de espalda en la zona baja, las posturas más adecuadas son aquellas que te permitan apoyar toda la columna vertebral.

La posición fetal es la más adecuada para este tipo de molestias. Se trata de acostarse de lado con el costado apoyado, con las caderas y rodillas flexionadas y con el cuello y cabeza alineados con el resto de la columna. Esta postura permite que las articulaciones de la columna se extiendan.

Conviene también colocar una almohada entre las piernas para mantener las caderas, la pelvis y la columna perfectamente alineadas, reduciendo cualquier tensión.

También es adecuado dormir boca arriba colocando una almohada o cojín debajo de las rodillas. Al dejar las rodillas un poco flexionadas, se elimina el arco de la zona lumbar al quedar la espalda aplanada. Esto reduce las molestias para que no tengas que dormir con dolor de espalda.

La peor postura para dormir con dolor de espalda baja es, de nuevo, boca abajo. No obstante, si ves que es la única postura en la que puedes dormir, conviene que coloques una almohada o cojín debajo de la pelvis y en la zona baja del abdomen. No utilices la almohada para la cabeza porque tendrías que forzar mucho el cuello.

FAQS

Consejos para mejorar tu descanso

Las posturas que te he comentado te ayudarán a dormir con dolor de espalda, pero no está de más que prestes atención a otras cuestiones que pueden mejorar tu descanso:

Cambia tu colchón

¿Cuánto hace que no cambias tu colchón? Si tiene más de 10 años, notas bultos, tiene poca amortiguación y te hundes, quizás sea el momento de cambiarlo. Además, conviene girarlo un par de veces al año para cambiar la posición.

numero 2

Renueva tu almohada

No duermas con cualquier cojín o almohada. Adquiere una almohada de calidad, transpirable y que tenga una rigidez y altura media.

Realiza estiramientos

Nada más acostarte haz unos ligeros estiramientos para mejorar la lubricación de las articulaciones y de los músculos, esto te ayudara a prevenir molestias. Para ello, acuéstate bocarriba y abraza con fuerza tus rodillas, con mantener unos segundos es suficiente.

numero 4

Cuida tu postura durante el día

Para prevenir tener que dormir con dolor de espalda, cuida tus posturas en el día a día, tanto en el trabajo como en casa. Procura no levantar objetos pesados, conduce bien apoyado al respaldo, procura que la mesa y silla de trabajo tengan la altura adecuada, etc.

También de noche, recuerda que la mejor postura es boca arriba con las piernas flexionadas (y un cojín bajo ellas) o bien de lado con una almohada entre las rodillas.

número 5

Postura del cuerpo al levantarte

Levántate de la cama girándote hacia el lado por el que vayas a salir y apóyate con las manos para levantarte despacio. De esta manera evitas que tu espalda dolorida trabaje en exceso.

Practica ejercicio

A pesar de las molestias, intenta practicar deporte. Puedes hacer ejercicios muy sencillos en casa o practicar disciplinas como Pilates, Tai Chi, Yoga, Aquagym…  Con el ejercicio físico fortaleces la musculatura y contribuyes a tener en buena forma tu cuello y espalda.

Mantén un peso adecuado

El exceso de peso provoca una sobrecarga en los huesos y estructuras de la espalda. Si es necesario, tu médico te ayudará con unos consejos dietéticos para alcanzar tu peso.

Acude al fisioterapeuta

Con sus masajes y técnicas, tu fisio puede ayudarte a mejorar tus molestias y evitar que tengas que dormir con dolor de espalda.

TRATA

Cuándo conviene acudir al médico

¿Eres de los que a las cinco de la mañana se tiene que levantar porque no puedes dormir con dolor de espalda?  Si a pesar de tener un buen colchón, buenas posturas en la cama, buena ergonomía en el trabajo, sigues teniendo molestias, es el momento de acudir al especialista. Más aún si ves que, con el paso de los días, tu situación empeora o si aparecen otras alteraciones, como debilidad u hormigueo en las piernas, incontinencia o incluso fiebre.

Normalmente las patologías de la espalda se resuelven sin tratamientos, pero existen casos en los que debemos investigar cuál es la razón que te hace dormir con dolor de espalda. Podría tratarse de una hernia discal, de un síndrome facetario, de una ciática, una estenosis de canal…

Puesto que pueden ser tantas y tan distintas las patologías que obligan a dormir con dolor de espalda, es necesario realizar un diagnóstico y determinar qué tratamiento es el más adecuado para tu caso. Alivia el dolor antes de que se complique.

Si ves que el dolor de espalda está condicionando tu vida y quieres ponerle fin a las molestias que sientes, puedes solicitar ahora tu primera consulta online. Te ayudaré a encontrar las causas de tu dolor de espalda a través de un estudio exhaustivo de las pruebas diagnósticas que me envíes.

Así, cuando nos veamos en la consulta online, podré darte un diagnóstico y explicarte qué tratamiento te conviene seguir. Cualquier duda que tengas, la resolveremos en nuestra consulta online y en sucesivas consultas de seguimiento que realizaré para comprobar cómo va tu evolución.

Contacta ahora conmigo y ¡olvídate de dormir con dolor de espalda!

Deja un comentario